Todas las noticias

Denuncian la agresión de un interno a tres funcionarios de la Prisión de Alcolea

Comparte la noticia:

 

  • Dos de los trabajadores requirieron atención médica al recibir patadas en una pierna y en una muñeca
  • CSIF reclama que los empleados del sector penitenciario sean incluidos en el Plan contra las Agresiones en la AGE

 

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, de Córdoba informa de que ayer por la tarde tuvo lugar una agresión a tres trabajadores de la Prisión de Alcolea por parte de un interno. El sindicato rechaza frontalmente este ataque a los empleados que lo único que realizan es su labor y reclama medidas de seguridad eficaces para reducir el riesgo de que se produzcan episodios de esta naturaleza en el futuro.

 

El Sector de la Administración General del Estado (AGE) de CSIF Córdoba señala que los hechos tuvieron lugar en el Módulo 15 cuando el recluso se negó a ser cacheado por parte de los funcionarios. En ese momento, el preso tiró una zapatilla y escupió a uno de los trabajadores para, posteriormente, empezar a lanzar patadas de manera indiscriminada alcanzando en una muñeca a un funcionario y en una pierna a otro. Ambos requirieron atención sanitaria en la Enfermería del centro penitenciario, por lo que se redactó un parte de lesiones. Ante estos acontecimientos y como consecuencia de su carácter problemático, CSIF pide a la Dirección de la Prisión que proceda al traslado de este interno a otro centro.

 

Desde CSIF, sindicato mayoritario tanto en la Prisión de Alcolea como en el Sector AGE en la provincia de Córdoba, se insiste en la escasez de personal en el centro penitenciario, así como en la falta de medios materiales y en el hacinamiento en el establecimiento como factores que aumentan el riesgo de sufrir una agresión por parte de los funcionarios. Además, esta central sindical considera “totalmente incomprensible” que el colectivo de trabajadores penitenciarios no esté incluido en el Plan contra la Agresiones en la AGE cuando son los empleados que reciben más ataques en su quehacer diario.

 

Comparte la noticia: