AndalucíaCórdobaTodas las noticias

La Estrategia Andaluza apuesta por la economía circular para inyectar valor añadido al olivar

La consejera destaca las posibilidades que puede ganar el sector con la generación de biogás o el aprovechamiento de la biomasa

la-estrategia-andaluza-apuesta-economia-circular-inyectar-valor-anadido-al-olivar
Comparte la noticia:

 

La consejera de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural, Carmen Crespo, ha participado esta mañana
en Córdoba en la inauguración del I Congreso Mundial de Olivicultura y Elaiotecnia (Mundolivar), donde
ha puesto de relieve el carácter pionero de la primera Estrategia Andaluza del Sector del Olivar 2023-2027
como herramienta para avanzar en economía circular y ampliar las posibilidades al sector a través, por
ejemplo, de la generación de biogás o el aprovechamiento de la biomasa. “De esta forma, es posible
sumar nuevas oportunidades e inyectar en el sector un valor añadido que aporta posibilidades
económicas al olivar”, ha aseverado.

Además de Crespo, también han asistido a la apertura del congreso, entre otras personas, el rector de la
Universidad de Córdoba, Manuel Torralbo; el delegado de la Junta de Andalucía en Córdoba, Adolfo
Molina; el CEO y editor del grupo Editorial Mercacei, Juan A. Peñamil; el director territorial del Banco de
Santander en Andalucía, Manuel de la Cruz; el CEO de Agromillora, Jordi Mateu; y los delegados
territoriales de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural en Córdoba y Jaén, Francisco Acosta y
Soledad Aranda, respectivamente.

Carmen Crespo ha comentado la apuesta de la Junta por trabajar conjuntamente con los profesionales del
campo, los investigadores y la ciudadanía en general, y ha explicado que “el borrador de esta estrategia,
diseñada con la Universidad de Córdoba (UCO), está prácticamente terminado”, por lo que pronto se
pondrá a disposición de la sociedad andaluza para que pueda realizar aportaciones.

En este contexto, la responsable de Agricultura ha afirmado que “ahora es el momento idóneo” para
analizar la situación de la actividad agroalimentaria en general, y olivarera en particular, “que atraviesa
una situación compleja condicionada por los elevados costes de producción, la alta inflación y una sequía
que está afectando a un sector fundamental para el devenir de Andalucía y España”. Carmen Crespo ha
apuntado que el olivar es “un sector vivo que nunca está tranquilo, ya que debe enfrentar constantes
cambios porque a lo largo de los años van surgiendo retos derivados de los precios, de los costes de
producción o de la sequía”.

 

Sobre Mundolivar, Crespo ha afirmado que el encuentro “nace con unos objetivos muy ambiciosos en un
momento difícil para el sector pero que, precisamente, será una herramienta de gran utilidad para abordar
esos complicados retos a los que debe hacer frente el olivar para el futuro”. La consejera ha recordado
que Andalucía cuenta con más de 1,6 millones de hectáreas de olivar, que suponen el 61% del total
nacional, y ha puesto en valor los grandes avances que ha experimentado ya el olivar en esta tierra. Para Carmen Crespo, el objetivo actual es “que el sector esté más vivo que nunca” apostando por la
tecnificación, “sin tener miedo a los cambios” y estando presente “donde se elaboran las directivas”.

Al respecto, la consejera ha comentado que es necesario “estar permanentemente en Europa” y ha
lamentado que en Bruselas no se tenga en cuenta, por ejemplo, que “el olivar es un sumidero de CO2 ‘per
se’ y que, por tanto, las directivas deben partir de esa premisa para luego exigir prácticas que deben venir
acompañadas de posibilidades económicas y tiempo para aplicarlas”. “Si no, estamos lastrando la
competitividad y los jóvenes no querrán incorporarse a este sector económico que debe ser rentable y
donde se debe medir, por supuesto, el impacto ambiental de las medidas que se implantan, pero también
el impacto económico”, ha afirmado.
PAC y Consejo Europeo
Por otro lado, Carmen Crespo se ha referido a las alegaciones presentadas por Andalucía a la Política
Agraria Común (PAC) lamentando que “el Ministerio ha aprobado muy pocas propuestas andaluzas y que
son básicamente técnicas”. “Desearíamos que los cambios fueran más ambiciosos porque, en un
momento de sequía como el actual, es muy difícil cumplir con determinados requisitos como, por ejemplo,
las cubiertas vegetales o el laboreo en el olivar”, ha apuntado la consejera, quien ha insistido en que
“Andalucía ha llevado la flexibilización al máximo pero necesitamos que el Gobierno central dé un paso
adelante y exima a los agricultores de prácticas que son difíciles de llevar a cabo actualmente”. Crespo ha
insistido en que, como avala el estudio de la UCO, “no tiene porqué perder ni un euro ningún agricultor”.

También en ámbito comunitario, la consejera andaluza ha apostado por aprovechar la presidencia
española del Consejo Europeo para “introducir temas importantes que se deben debatir en la Unión
Europea: la mejora de la comercialización, la suficiencia alimentaria y las políticas hidráulicas europeas
para enfrenar el impacto del cambio climático de forma estructural”. Al respecto de esta última cuestión,
ha apuntado la posibilidad de emplear fondos Next Generation adicionales y sumar aguas regeneradas
para el campo en general, y para el olivar en concreto. “Tenemos por delante muchos retos y muchas
posibilidades”, ha aseverado Crespo, para quien las administraciones “deber ser un instrumento al
servicio del sector para seguir creciendo y convertir este momento de dificultad en una posibilidad de
mejora del futuro”.

SUSCRÍBETE A NUESTRO CANAL DE TELEVISIÓN AQUÍ

Eventos destacados en Los Pedroches

junio, 2024

Comparte la noticia: