CórdobaTodas las noticias

La situación está controlada y no hay brote de klebsiella en el Hospital Reina Sofía

Comparte la noticia:

En relación a las informaciones aparecidas en medios de comunicación esta semana sobre klebsiella, la Dirección del Hospital Universitario Reina Sofía desea transmitir lo siguiente: 

 

-Lanzamos un mensaje de tranquilidad a la población, la situación está controlada y no hay brote de klebsiella en estos momentos.

 

-Tenemos identificados a pacientes portadores de la bacteria y eso lo sabemos por lo estrictos que somos con los estudios a los pacientes en las zonas más sensibles. Concretamente, realizamos un cribado en espacios como la UCI, la entrada a Urgencias y otras unidades con pacientes vulnerables, a fin de poner en marcha las medidas de aislamiento y preventivas necesarias.  

 

-La mayoría de los pacientes ingresados en el hospital colonizados con la bacteria llegaron al centro con ella antes de su hospitalización. La klebsiella es un germen que se encuentra presente en la flora intestinal de pacientes sanos y que, de manera muy excepcional, en pacientes en situación crítica -con estancias prolongadas y/o en tratamiento con antibióticos- puede cambiar y originar un patrón de resistencia al tratamiento a estos fármacos.

 

-El Hospital Reina Sofía, la igual que el resto de hospitales públicos andaluces, cuenta, en el marco del plan andaluz de infecciones nosocomiales, con un protocolo específico para la prevención y control de infección por klebsiella elaborado por expertos en base a la evidencia científica. Además, el hospital cuenta con otros protocolos, todos encaminados a prevenir, identificar y controlar la infección por esta bacteria.

 

-Entre las principales medidas de estos protocolos se incluyen: desinfección medioambiental de los espacios y medidas específicas de desinfección e higiene de pacientes, reducir las visitas a estas zonas, aislamiento de pacientes, revisión del uso de antibióticos, uso de batas y calzas desechables, personal exclusivo para el cuidado de los pacientes, utilización de material no crítico de uso exclusivo, manejo específico de catéteres y disminución del movimiento de los pacientes, entre otras.

 

-Las infecciones nosocomiales por gérmenes oportunistas existen en los hospitales como consecuencia de la frecuente utilización de antibióticos que favorecen su resistencia; además de la manipulación intensiva (ventilación asistida, nutrición parenteral, canalización de vías centrales) en pacientes con una situación extremadamente delicada.

 

-El hospital debe respetar la confidencialidad de los pacientes y no facilitar datos clínicos a los medios de comunicación, por ello no informa de ningún caso concreto. Lamentamos que determinadas personas y organizaciones no respeten esta confidencialidad, que es un derecho del paciente recogido en la Ley 41/2002 básica reguladora de la autonomía del paciente y de los derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica, así como también está contemplado en la Ley Orgánica 15/1999 de Protección de Datos de Carácter Personal. Hasta el momento, se ha podido comprobar que ninguno de los fallecimientos producidos está relacionado con la infección por Klebsiella. 

Comparte la noticia: